A medida que más y más países legalicen el uso de cannabis con fines medicinales o recreativos, su uso por parte de mujeres embarazadas podría volverse aún más común. 

Dados los temores y las incertidumbres que rodean el deterioro del desarrollo neurológico del feto y la exposición de la madre y el feto a los efectos adversos del tabaquismo, a las mujeres embarazadas o que están pensando en quedarse embarazadas se les suele aconsejar que dejen de usar cannabis... Los ginecólogos no deberían recetar ni sugerir el uso de cannabis con fines medicinales en el período previo a la concepción, durante el embarazo y durante la lactancia

Por lo general, se recomienda a las mujeres embarazadas o que estén considerando quedarse embarazadas, que suspendan el uso de cannabis con fines medicinales en favor de otro tratamiento para el cual existen mejores datos de seguridad en relación con el embarazo. No se dispone de datos suficientes para evaluar los efectos del uso de cannabis en los lactantes durante la lactancia y el amamantamiento y, en ausencia de dichos datos, no se recomienda el uso de cannabis de forma rutinaria.

¿Por qué algunas mujeres utilizan cannabis durante el embarazo?

Si es cierto que un gran número de mujeres usan cannabis durante su embarazo, surge la pregunta de por qué es así. Mientras que algunas consumidoras recreativas no consiguen dejarlo, ni siquiera cuando están embarazadas, otras mujeres recurren al cannabis para aliviar las dificultades que se producen durante el embarazo. Algunas de ellas consideran que el cannabis funciona mejor que los medicamentos con o sin receta.

Algunas de las razones por las que algunas mujeres emplean cannabis durante el embarazo son las siguientes.

Náuseas matutinas

Una de las razones más comunes por las que las mujeres emplean cannabis durante el embarazo es lidiar con las náuseas matutinas, las náuseas y la falta de apetito. Además de eso, no se sienten bien, otra razón es la preocupación por la nutrición insuficiente de la madre embarazada.

Dolores

Algunas de las futuras madres emplean el cannabis para aliviar el dolor, ya sea con los dolores que sufrían antes del embarazo o con los dolores de espalda, que aparecieron o empeoraron durante la gestación. 

Ansiedad e insomnio

La fluctuación de las hormonas y los cambios en el cuerpo pueden causar ansiedad, irritación e insomnio debido al embarazo. Esto convierte al cannabis en un tratamiento atractivo, ya que hay algunos estudios que afirman su capacidad para reducir la ansiedad y favorecer el sueño durante mucho tiempo

NOTA IMPORTANTE:

Los efectos del CBD durante el embarazo aún no se han investigado completamente, por lo que claramente no recomendamos usar CBD durante el embarazo.

Consulte siempre con su médico antes de tomar cualquier medicamento, vitamina o hierba durante el embarazo o la lactancia.

Aceite de CBD durante el embarazo

La investigación sobre el aceite CBD está todavía en sus inicios, por así decirlo, y la conclusión de cómo el CBD puede afectar realmente al niño no nacido está completamente inexplorada.

Hay sugerencias de investigadores que concluyen que el THC y el CBD pueden causar posibles complicaciones en el crecimiento del embrión. Además, otro estudio muestra que el CBD producido sintéticamente puede tener un efecto negativo. Dado que todo lo que la madre toma también se absorbe en el torrente sanguíneo del embrión.

Todas las marcas de CBD de renombre indican en el envase que su uso no debe realizarse durante el embarazo, ya sea en flores cbd, cosmética o aceites cbd. Hasta la fecha, no hay estudios a largo plazo que demuestren la seguridad de su uso en el embarazo.

Por lo tanto, definitivamente decimos no al aceite de CBD durante el embarazo.

Efecto del uso del cannabis en la lactancia

Se necesitan más datos para evaluar el efecto del uso de cannabis en los bebés durante la lactancia y el amamantamiento. En ausencia de tales datos, no se recomienda la utilización de cannabis durante la lactancia. Las mujeres que amamantan deben ser conscientes de que se desconocen los riesgos potenciales de la exposición a los metabolitos del cannabis. Por lo tanto, deben suspender su uso.

La FDA advierte del peligro del CBD durante el embarazo y la lactancia

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) advierte claramente que no se debe consumir cannabis, en ninguna de sus formas, durante el embarazo y la lactancia. Esto también se aplica al CBD, ya que no existen pruebas exhaustivas de investigación que respalden el efecto del CBD sobre el feto en desarrollo, la futura madre y el bebé lactante.

La FDA actualiza constantemente la información sobre los posibles efectos negativos del CBD durante el embarazo y la lactancia. Sin embargo, en la actualidad solo se dispone de conclusiones cautelares. 

Conclusión

Actualmente, no existen indicaciones, contraindicaciones, precauciones o recomendaciones aprobadas oficialmente para el uso de cannabis durante el embarazo y la lactancia. 

Las mujeres que están embarazadas o que están pensando en quedarse embarazadas también deben interrumpir el consumo de cannabis por motivos médicos y probar tratamientos para los que existe mejor evidencia de seguridad durante el embarazo. Es necesario realizar estudios de alta calidad sobre los efectos del cannabis y los productos de cannabis en el embarazo y la lactancia.

Consulte siempre a su médico, enfermera o farmacéutico antes de tomar cualquier medicamento, vitamina o hierba durante el embarazo o la lactancia.

Encuentra tu producto

Productos relacionados

Encuentra tu producto

Comentarios (0)

No hay comentarios

Nuevo comentario

Producto añadido a lista